sábado, 7 de enero de 2017

¿Cómo hacer una cerca viva para su huerta ...? Parte I

  Living Fences – How To Make A Living Fence...

Las vallas en su finca o granja definen los límites de las propiedades y las separación de la diferentes zonas de producción (jardín, pastos, huertos). Ofrecen privacidad y la seguridad antes la intrusión de animales (y también humanos). Se limitan el ganado y los protegen de los depredadores. Protegen áreas de cultivo de los animales salvajes (como el ciervo), así como de los animales domésticos (tales como ovejas y cabras).
Su primera opción para satisfacer una necesidad multifuncional de la granja puede ser cerca manufacturada, tejida o cable eléctrico, paneles de ganado soldadas, tableros tratado a presión e incluso plástico virgen o reciclado. A medida que la energía y la crisis ambiental se profundizan, sin embargo, estas opciones son cada vez menos atractiva y más cara.

Los conservantes, así como la pinturas y los agentes químicos  de galvanización utilizados en la fabricación de la cerca y de su mantenimiento pueden tener efectos secundarios tóxicos en el medio ambiente. Por otra parte, la cerca prefabricada es una solución "uno por uno" o unifuncional. Una cerca de alambre tejido destinado a contener el ganado, por ejemplo, proporciona ese servicio y nada más. La clave para una granja más autosuficientes que imita los sistemas naturales es la búsqueda de soluciones que resuelvan simultáneamente más de un problema, proporcionen más de un servicio y soporten más de un proyecto. Ahi entran las cercas vivas.

Los multiples beneficios de las cercas vivas.

Living Fences – How To Make A Living Fence...
Una cerca viva es un seto permanente, bastante apretado y resistente que sirve  casi las misma funciones de una cerca manufacturada, pero ofrece ademas los servicios agrícolas y biológicos que una cerca manufacturada no puede. Por ejemplo, proporciona "hábitat en los borde" que apoya y promueve la diversidad ecológica. A medida que más especies (insectos, arañas, sapos, serpientes, aves y mamíferos) encuentran alimento y refugio en este hábitat, mas se acerca al equilibrio natural, por ejemplo, con una reducción de los roedores y de las poblaciones de insectos perjudiciales para los cultivos.

Dependiendo de las especies de plantas o árboles que elija, las cercas vivas pueden proporcionar alimentos, medicinas o forraje para su ganado. Sus animales también disfrutarán de la sombra que proporciona un seto denso. El follaje de algunas plantas de cobertura, como el Sauco (Sambucus nigra) y el castaño chino (Castanea mollissima), contienen más proteínas que la alfalfa (Medicago sativa) el cultivo de forraje de proteína por excelencia. El sauce ( ‎Salix babylonica) y la Acacia de espina (Gleditsia triacanthos) también producen buen forraje. He estado experimentando recientemente con arbustos de guisantes de Siberia (Caragana arborescens), ya que los guisantes se pueden cosechar para alimentar a las aves de corral.


Las especies de leguminosas incluidas en las  cercas, tales como la falsa acacia (Robinia pseudoacacia) o los arbustos de guisantes, fijan el nitrógeno en el suelo a lo largo de la zona de las raíces, y se puede cosechar parte de ese nitrógeno para acolchado de huertos o compost en forma de podas frondosas. Una cerca viva aumenta el humus del suelo, con la descomposicion de su hojarasca y de los pelos de la raíz (que las plantas desprenden para equilibrar la pérdida del follaje superior debido a la poda o a la caida de hojas).


Las cercas vivas sirven como cortavientos, ademas reducen el secado del suelo, la erosión del viento y el estrés en el ganado o en las plantas de cultivo, aumentando así los rendimientos. Los cercos situados a lo largo de los contornos pueden reducir la erosión causada por las lluvias en las pendientes. 


Las cercas vivas pueden durar mucho más que las cercas manufacturadas, mientras dure la vida natural de las especies utilizadas, que en algunos casos pueden ser de cientos de años. Muchas especies pueden ser "rebrotable", significando que generaran nuevos y abundantes brotes después de que el tronco principal haya sido cortado.

Una cerca viva de una especie rebrotable se renueva fácilmente después del corte selectivo para usar la madera de combustible u otros usos.  

Por último, una cerca viva, a diferencia de una cerca estática prefabricada, trae una belleza siempre cambiante al paisaje: flores en primavera, fruta colorida en elverano, colores brillantes en el otoño y una compleja estructura geométrica en el invierno.

Living Fences – How To Make A Living Fence... Las cercas viva en los Estados Unidos.

Aunque es común en la jardinería ornamental, las cercas vivas agrícolas no se han utilizado mucho en los Estados Unidos, a pesar de que hay un amplio uso en los países que suministraron a la América colonial con la mayoría de sus nuevos colonos. George Washington trató de continuar con la tradición en el Monte Vernon, ya que, al igual que los jardineros modernos y los horticultores, que estaba plagado de ciervos y otros merodeadores. Washington, preocupado tanto por el trabajo como por la pérdida de bosque involucrados en la producción de cercas, asi como traviesa para el ferrocarril, llegó a la conclusión de que las cercas vivas en crecimiento no era solo una buena idea, sino una necesidad.
Según el diario de Washington, " la especie que demostraron ser las más adecuada era la Acacia de tres espinas (Gleditsia triacanthos); la semilla de la cual no se puede poner con una separación menor de seis pulgadas; que cuando llegan a tener tamaño dan una cerca, tan fuerte y formidable, como para impedir una escalada [incursión de los depredadores] ... de hecho no conozco nada que sea tan eficaz, y con un gasto tan pequeño, para preservar lo que está dentro de del recinto, como esta planta ".
  Living Fences – How To Make A Living Fence...La naranja de los osage (Maclura pomifera)

Las principales aplicaciones de la cerca viva  en los Estados Unidos han utilizado árboles de naranja de Osage (Maclura pomifera), también llamadas manzana de cobertura o de manzana de caballo. Tiene una resistencia increíble, protección duradera  contra el viento que es un elemento importante en la ecología local, probablemente, nada supera al naranjo de los Osange.Se cultiva extensamente en las zonas central y oriental del país desde la década del 1800 (antes de la invención del alambre de púas), especialmente para cercar las praderas rápidamente colonizadas. Después de la gran sequía en la década de 1930, miles de millas de naranjo de los osange, se cultivaron como cinturones de protección para prevenir la erosión causada por el viento. Se propaga fácilmente por semillas, esquejes o brotes de las raíces, el naranjo Osage es tolerante a un amplio rango de suelos, resistentes a la sequía, de larga vida y poco afectada por insectos o enfermedades. Plantados a una distancia de 1 pie, en cuatro años se tiene una valla que es "alta como un caballo, fuerte como un toro y encierra hasta a un cerdo"

Las afiladas y gruesas espinas, que crece de la naranja de Osage disuade a los ciervos y al ganado. Un par de poda al año puede mantener una cobertura de Osage de 4 pies de alto por 2 pies de ancho. Sin poda, sin embargo, tendrá un rápido crecimiento mucho más alto.

Debido a que la naranja de Osage rebrota con vigor, los agricultores pueden crear tramos de valla en un ciclo de 10 a 16 por años usando los postes de la cerca (alrededor de 4.000 poste por milla) que son inmunes a las termitas y son los más resistentes a la descomposición que cualquier otra especie de árbol de América del Norte.Los postes de la cerca de Osage son conocidos por estar en el suelo por más de 50 años sin pudrirse. La madera dura y fuerte fue utilizada anteriormente para hacer ejes y las llantas de las ruedas de los carros.
Living Fences – How To Make A Living Fence...

El establecimiento de una cercas vivas

Los colonos suelen crear cercas vivas mediante la plantación de especies arbustivas o arbóreas adecuadas, comenzando con plantas de vivero, los tallo, las raices  o esquejes o semillas - con una separación muy estrecha. A medida que maduran, los árboles jóvenes se podan fuertemente para forzar el crecimiento grueso, espeso y formen un seto impenetrable.Otra opción interesante es unir las plantas individuales por "empalme" Árboles o arbustos empalmado se plantan con una separacion de 4 a 8 pulgadas de distancia. A medida que crecen, las ramas que cruzan están atadas, y que luego se juntan en un injerto natural. El resultado es una barrera de cerca de malla que se hace más fuerte y más resistente cada año.
Living Fences – How To Make A Living Fence…
Opciones multifuncionales
Un cerco vivo que será expuesta a ciervos o cabras necesita ofrecer disuasión para mantener a los animales dentro o fuera, según sea el caso. Los espinos son pequeños árboles con espinas gruesas que constituyen un buen sistema de defensa. Ellos producen bayas que son comestibles (para las aves silvestres y las personas) y que se pueden utilizar tambien con fines medicinales. La madera sirve para hacer buenos mangos de herramientas o como combustible.

Otras especies espinosas que podrían usarse para hacer cercas vivas son Pyracantha (Espino de fuego)(Pyracantha coccinea), Jujuba (Ziziphus jujuba) Acebo (Ilex aquifolium), falsa acacia (Robinia pseudoacacia) (también fija nitrógeno), y la acacia de tres espina (Gleditsia triacanthos) (que tiene una semillas de alto valor proteico y vainas para el ganado y las personas), el fresno espinoso (Zanthoxylum americanum), y la rosa rugosa (Rosa rugosa Thunb) (la cual tiene frutas ricas en vitamina C, o "escaramujo").

Por supuesto, la elección de las especies depende del clima y de los fines para los que se desea utilizar la valla. Un par de especies ampliamente adaptables ilustran ampliamente las posibilidades multifuncionales.

Jujuba (Ziziphus jujuba), resistentes en las zonas 6 a 9 (de frio), da frutas precozmente y crece rápidamente, incluso en suelos pobres o secano. Un árbol joven que planté hace dos años (al norte de Virginia, Zona 6b) está ahora cubierto con fruta dulce, de sabor agradable. Los frutos, hojas, semillas y raíces se han utilizado en varias tradiciones médicas de Asia, y las hojas constituyen un excelente forraje para el ganado. La madera densa sirve bastante para un buen combustible, carbón y aperos agrícolas.

Coberturas de tagasaste (Chamaecytisus palmensis), que permanece con hoja durante todo el año, se ha usado ampliamente como cortavientos y cinturones de protección en las regiones más secas, y en Australia, ha sido utilizadas como cortafuegos verdes (se utiliza para detener la propagación del fuego).

Siendo un fijador de nitrógeno profundamente arraigado, el tagasaste crece rápidamente, incluso en suelos pobres y secos. Crea una cobertura que se recupera rápidamente de frecuente corte o pérdida de hoja. Muchas especies de ganado, incluidos los rumiantes, cerdos y aves de corral, saborea el follaje de tagasaste, que contiene de un 20 1a un 27 por ciento de proteína. Con una floración temprana, es excelente forraje para las abejas. Rebrota con facilidad y su madera es un buen combustible.

Si quieres probar una cerca empalmada, una amplia variedad de árboles, arbustos y especies de vid son buenos candidatos: el olmo, una serie de robles (Quercus alba), olivos, cornejo, haya, carpe, melocotón, almendra, avellana (avellana), un buen número de los sauces, sicómoro, uva y glicina. Los árboles con ramas flexibles son especialmente adecuados, como manzana, espino blanco, tila y pera son los mejores.
Por supuesto que puede mezclar diferentes especies en sus cercas vivas. También podemos establecer árboles más grandes - los árboles de frutos, por ejemplo - con una mayor separación en un seto bien plantado, y luego llenar los huecos con especies de crecimiento más bajas, como rugosa rosa o zarzas de bayas, que producirían alimentos cosechable y tienen espinas para la disuasión.

Desventajas
El establecimiento de cercas vivas puede requerir de mano de obra intensiva - piense en la plantación de 450 semillas o esquejes por cada tramo de 100 yardas de la valla. Antes que se afiance la valla, tendrá que tener cuidado para protegerla de las malas hierbas, los ciervos y los animales domesticados. La poda regular de la valla madura o seca puede ser necesaria. Por supuesto, si utiliza los restos de la poda de coberturas o forraje para el ganado, la tarea apenas sera perdida de esfuerzo y en algunos casos, la poda puede dejarse al pastoreo del propio ganado.

El futuro de la cerca agrícola.
Desde la muerte de George Washington su sueño de vallas agrícolas ha crecido, los estadounidenses explotan un continente increíblemente rico  y con la rápida innovación tecnológica generalmente has preferido cercas manufacturadas a los vivas. Al entrar en una nueva era de las limitaciones y la conciencia ecológica, sin embargo, es de esperar que redescubramos los beneficios de cultivar nuestras propia vallas. Incluso podemos descubrir una nueva ética de la tierra a través de la utilización de un recurso en la granja que sirve como una parte importante del paisaje y se extiende por generaciones.

Continuara...