jueves, 25 de febrero de 2016

Abono de Hoja Verde (AHV): Un abono Orgánico Útil





NOTA DEL TRADUCTOR: PERMACULTURA DOMINICANA NO ASUME CRÉDITO POR LA REALIZACIÓN DEL PRESENTE TRABAJO, TODOS LOS CREDITOS SON DEL AUTOR ORIGINAL, Y NUESTRA ÚNICA CONTRIBUCIÓN ES PONER A DISPOSICIÓN DEL PÚBLICO HISPANOPARLANTE UN MATERIAL QUE AYUDE A ENRIQUECER LA LITERATURA DE LA PERMACULTURA EN EL IDIOMA ESPAÑOL. PROCURAMOS NO COMETER ERRORES A LA HORA DE LA TRADUCCIÓN, PERO SI LO HICIMOS, LE AGRADECEMOS HACÉRNOSLO NOTAR A FIN DE CORREGIRLO, EL OBJETIVO FINAL Y A LO ÚNICO QUE ASPIRAMOS, ES QUE SIRVA DE INSPIRACIÓN AL PÚBLICO HISPANOPARLANTE PARA COMPROMETERSE EN ESA GRAN REVOLUCIÓN DE CAMBIAR EL MUNDO MATA A MATA, METRO A METRO.

Los abonos de hojas verdes (AHV) son abonos orgánicos a base de hojas recogidas de todas las fuentes disponibles y utilizadas para suministrar nutrientes esenciales para las plantas al suelo y aumentar la fertilidad del suelo de una manera sana. 

El uso de los AHV para producir cultivos no es un concepto reciente en lo absoluto y se ha utilizado en muchos países del sur de Asia desde hace siglos. Los abono de hoja  verde  se puede definir como la poda y la recolección de hojas verdes y ramas de varios árboles, hierbas y arbustos y luego aplicarlos en otros lugares como fertilizantes.Las hojas de árboles de bosque son fuentes importantes de estos abonos mientras que las hierbas y arbustos que crecen en los diques de campo, tierras baldías etc., son algunas otras fuentes también mencionable. El uso de abonos de hoja  verdes es una práctica muy útil sobre todo en zonas montañosas.

PORQUE ABONO DE HOJA VERDE??

El uso de fertilizantes químicos como fuente de nutrientes para el crecimiento de las plantas no es en absoluto una buena manera de tratar el suelo. Los fertilizantes químicos se utilizan en todo el mundo, especialmente en los países del tercer mundo, con el objetivo de obtener comida adicional para la creciente población mundial.


Este uso indiscriminado de diversos fertilizantes químicos está causando una serie de riesgos ambientales y de salud, junto con daños permanentes en el más precioso recurso natural el "suelo". Si se continua con este uso desenfrenado, el suelo ya no estará disponible para la producción de cultivos después de un cierto período.

Por lo tanto, es el momento de cambiar el sistema agrícola y pasar de los productos químicos a los abonos orgánicos para mantener un suelo sano para las próximas generaciones.

Como abono orgánico, el abono de hoja verde es capaz de suministrar los nutrientes que las plantas necesitan y a la vez garantizar el mantenimiento de muy buena salud del suelo. Por ejemplo, en un experimento el rendimiento del arroz fue aumentado significativamente debido a la aplicación de AHV. El resultado de ese experimento concluyó que la aplicación de AHV N a 120 kg / ha de Leucaena y Gliricidia es capaz de producir el mismo rendimiento que el obtenido a partir de N a 60 kg / ha de urea. Por lo tanto, los AHV pueden sustituir los fertilizantes químicos y proteger al mundo de los numerosos peligros químicos que lo mismo aportan.

VENTAJAS DE USAR AHV

El uso de AHV en lugar de fertilizantes químicos nos otorgas una serie de ventajas-

• Los  AHV añaden una enorme cantidad de Nitrógeno (N) al suelo. Alrededor de 120 kg de N se puede añadir al suelo de 400 árboles colocados a una  2 m de distancia entre si.

•Los AHV aseguran una nutrición equilibrada para las plantas y mejoran en gran medida la fertilidad del suelo.

• Los árboles que suministran hojas 2 o 3 veces por año para los AHV, son perennes; Por lo tanto, no necesitan volverse a plantar.

• Los AHV son Fertilizante de liberación lenta y actúan como fuente de nutrientes para las plantas durante mucho tiempo después de su aplicación.

• La estructura del suelo se mejora en gran medida debido a la aplicación de los AHV.

•Los AHV fomentan el desarrollo de las lombrices de tierra, actuando como material alimenticio para ellas.

• Los AHV producen producto de muy alta calidad y producto alimenticio seguro.

• Los AHV no son amenaza ni para la calidad del agua o la calidad del aire.

• Los AHV estimulan el crecimiento de diversos microorganismos benéficos en el suelo y por lo tanto mejoran la biodiversidad del suelo.

• Los AHV son muy útiles en la recuperación de suelos afectados por salinidad .

• Las ramas leñosas de árboles usado para AHV e utilizan como combustible.

• Son baratos y fácilmente asequible.

• Los AHV están fácilmente disponibles y son muy fácil de usar.


Para producir abonos de hoja  verdes una serie de árboles y plantas se utilizan; entre estos tenemos:

Algarrobo Aceitero (Pongamia pinnata),
Piñón Cubano (Gliricidia sepium),
Mahua (Madhuca longifolia),
Erukku (Calotropis gigantea), 
Subabul (Leucaena leucocephala), 
Vahai ??, 
Karanji (Pongamia glabra),
Indigo silvestre o Falso Indigo (Baptisia australis), 
dhaincha (Sesbania aculeata),
Neem (Azadirachta indica), 
Colatropis (Calotropis procera), etc .; 

y de las malas hierbas como:

Jacinto de agua (Eichhornia crassipes), 
Calotrophis (Calotropis gigantea) ??,
Verdolaga o Trianthema (Trianthema portulacastrum), 
Acacia (Cinnamomum cassia), 
Ipomoea (Ipomoea violacea),
Falsa artemisa o Parthenium (Parthenium hysterophorus), etc se utilizan ampliamente.


PREPARACIÓN DEL ABONADO DE HOJA VERDE

La producción de abonos de hoja verde es muy fácil y barato. Los diferentes árboles y plantas que se usan en la producción de  abono verde  se cultivan en cercas vivas o en tierras áridas. Cuando están bien cultivadas, sus hojas son simplemente cortada y llevada a los campos de cultivo en manojos. Se requieres  que algunas hojas a ser utilizada como abono verde tal como la Thespesia (Thespesia populnea ) se deje marchitar durante dos días antes de su incorporación al suelo.

APLICACIÓN DEL ABONOS DE HOJA VERDE

La aplicación del abonos de hoja verde a un suelo depende del contenido de humedad del suelo, en caso de que el contenido de humedad no sea suficiente es necesario aplicar estiércol al suelo. Los agricultores que utilizan AHV, deben medir el contenido de humedad con su propia técnica. Para determinar el estado de humedad del suelo, se cava a una profundidad de 5 cm y  se toma una muestra del suelo a partir de ahí. Apretando las manos con la tierra en ellas se hace terrón, presionando el terrón entre sus manos y si el terrón se rompe inmediatamente por la presión de las manos se considera que  el contenido de humedad es insuficiente para aplicar AHV. Se deben aplicar los AHV al suelo sólo cuando se encuentre con el contenido de humedad suficiente. También se debe determinar el nivel de materia orgánica que posee el suelo antes de aplicar AHV al mismo.